Azuara – Zaragoza

Presentación de Alegaciones al INAGA por Ecologístas en Acción.

10/4/07

Habiendo recibido escrito de ese Instituto nº 6264, de fecha 2-marzo-2007, por el que se inicia el proceso de consultas previas sobre el Proyecto de Instalación de una cementera en el municipio de Azuara (Zaragoza), por la empresa CEMENTOS BLANCOS DE ARAGON, S.A., detallamos a continuación aspectos que habría que tener en cuenta antes de que se curse la autorización para la instalación de dicha cementera.

Consideramos que los mayores efectos ambientales de la fabricación del cemento se centran en la obtención de la materia prima (impactos de las actividades extractivas), consumo de energía (consumo de recursos no renovables), y emisiones de los procesos de combustión y por la manipulación de materias primas y combustibles (impactos ambientales y para la salud)

El presente documento lo hemos desglosado en los siguientes apartados:

1.- Qué es una cementera. Efectos de las sustancias contaminantes que emite.

2.- Las cementeras y las emisiones de Gases de efecto invernadero (CO2,CO)

3.- Empleo de residuos como combustible.

4.- Problemática de la construcción y un urbanismo descontrolado

La instalación de otra cementera no haría más que empeorar todavía más el temido Cambio Climatico. Desde los materiales necesarios para su puesta en marcha, la emisiones que produce de contaminantes a la atmósfera, el transporte necesario para desplazamientos tanto de materias primas como el cemento obtenido, etc. Todo contribuye a que se genere un desequilibrio entre lo propuesto en el Protocolo de Kyoto y lo que realmente va a emitirse de gases provocadores del efecto invernadero.

De todo lo expuesto en los apartados anteriores se desprende la insostenibilidad del proyecto con la protección del medioambiente, de la salud, con un desarrollo económico de futuro no basado en el fomento del hormigón y la construcción, con la calidad de vida de los habitantes de la zona y sobre todo con el respeto al propio crecimiento natural de la biodiversidad económica, social, humana y ambiental.

Nos oponemos rotundamente a la instalación de una cementera en el municipio de Azuara. De ninguna de las maneras podemos entender que se permita la instalación de proyectos tan contaminantes. Así como un no retundo a la incineración como alternativa de combustión. La generación de residuos es un problema que nadie quiere resolver. La solución estaría en las cuatro R, Reducir, Reutilizar, Recuperar y Reciclar. El futuro para una buena prevención de salud tanto en los seres humanos como en nuestro medio ambiente está, entre otros, en el ahorro energético, evitando las continuas emisiones de CO2, así como evitar la utilización y emisión de productos tóxicos y peligros.

SOLICITAMOS se tenga por presentado este documento y se tome en consideración todo lo que hemos aportado. Así mismo, solicitamos se difunda toda la información sobre riesgos de una instalación de este tipo a los habitantes de la zona, alteraciones en la salud, ecosistemas, etc. Se inste al o a los Ayuntamientos afectados de la obligación que tienen de sacar a exposición pública estos proyectos para poder presentar los vecinos las alegaciones pertinentes. Y sobre todo se reflexione de las posibles consecuencias negativas para un futuro no demasiado lejano.

Documento

En el proceso de Consultas Previas sobre el Proyecto de Instalación de una  planta  cementera en Azuara (Zaragoza), Ecologistas en Acción,

EXPONE  que :

La fabricación de cemento es una actividad industrial intensiva en energía, térmica para la cocción de las materias primas; y eléctrica para las operaciones de molienda, manipulación de materiales e impulsión de gases. Los costes energéticos se sitúan alrededor del 30% de los costes de producción.

En la Unión Europea hay unas 300 instalaciones de fabricación de cemento, en las que están en funcionamiento más de 400 hornos de clínker. En España, están en operación 42 fábricas de cemento, en las que operan cerca de 60 hornos y más de 100 molinos de cemento.

En lo que al sistema de horno se refiere, se acepta que, salvo condiciones especiales de la materia prima, la Mejor Técnica Disponible consiste en un horno rotatorio dotado de precalentador de ciclones multietapas y precalcinador. El consumo energético para un horno nuevo de estas características se estima entre 2.900 y 3.200 MJ/t de clínker.

1,-  Sugerencia sobre : Aspectos ambientales de la fabricación de cemento

Los aspectos ambientales más importantes de la fabricación de cemento son el consumo energético y la emisión a la atmósfera de las siguientes sustancias:

• Partículas (polvo), proveniente de las operaciones de almacenamiento, transporte y manipulación de los materiales pulverulentos presentes en la fábrica (fuentes dispersas o difusas), y de los filtros de desempolvamiento (fuentes localizadas o puntuales).

• Gases de combustión: óxidos de nitrógeno (NOX) y óxidos de azufre (SO2).

Las emisiones del horno de clínker están ligadas a las propiedades de las materias primas (humedad, contenido en compuestos sulfurosos volátiles, dificultad de cocción, resistividad, etc) y a la tipología de sistema de horno empleada (vías húmeda, semihúmeda, semiseca y seca).En este proyecto se utiliza la vía seca.

La química básica del proceso de la fabricación del cemento empieza con la descomposición del carbonato cálcico (CaCO3) a unos 900 ºC dando óxido cálcico (CaO, cal) y liberando dióxido de carbono gaseoso (CO2); este proceso se conoce como calcinación o descarbonatación. Sigue luego el proceso de clinkerización en el que el óxido de calcio reacciona a alta temperatura (normalmente 1.400 – 1.500 ºC) con sílice, alúmina y óxido de hierro para formar los silicatos, aluminatos y ferritos de calcio que componen el clínker. El clínker se muele conjuntamente con yeso y otras adiciones para producir el cemento.

– En el proceso seco,  que se proyecta emplear en Azuara las materias primas son trituradas y secadas para formar el crudo o harina, que tiene la forma de un polvo fluido. El crudo se alimenta a un horno con precalentador o con precalcinador, o más raramente, a un horno largo de vía seca.

azuara1

2.- Sugerencia sobre EMISIONES CONTAMINANTES A LA ATMOSFERA

Partículas

Históricamente la emisión de partículas (polvo), en particular por las chimeneas de los hornos, ha sido la principal preocupación medioambiental en relación con la fabricación de cemento.

En lo referido a emisiones de contaminantes a la atmósfera y en comparación con el REAL DECRETO 430/2004, de 12 de marzo, por el que se establecen nuevas normas sobre limitación de emisiones a la atmósfera de determinados agentes contaminantes procedentes de grandes instalaciones de combustión, y se fijan ciertas condiciones para el control de las emisiones a la atmósfera de las refinerías de petróleo , que entró en vigor a partir de diciembre de 2005,  algunos de los límites de emisión son:

  • Partículas totales

RD. 653/2003: Partículas totales: 30 mg/m3

  • NOx

RD. 653/2003: NOx existentes 800 mg/m3; 500 mg/m3 nuevas.

  • Metales pesados

RD 653/2003: Cd + Tl: 0,05 mg/Nm3; Sb+As+Pb+Cr+Co+Cu+Mn+Ni+V: 0,5 mg/Nm3

3.- Sugerencia sobre EMISION DE GASES DE EFECTO INVERNADERO Óxidos de carbono (CO2 , CO)

La emisión de dióxido de carbono (CO2) es de 900 a 1.000 kg/t de clínker gris, en relación a un consumo específico de aproximadamente 3.500 a 5.000 MJ/tonelada de clínker, pero dependiendo así mismo del tipo de combustible (Carbón en el caso que nos ocupa).

En la fabricación de cemento gris por vía seca aproximadamente un 60% del CO2 generado se origina en el proceso de disociación del carbonato cálcico de la caliza en óxido de calcio y CO2 (denominado descarbonatación o calcinación de la caliza) y el 40% restante se produce en la combustión del combustible. Las emisiones resultantes de la combustión son directamente proporcionales al consumo específico, y a la relación entre el contenido de carbono (C) y el poder calorífico del combustible.

En el proyecto NO se selecciona el combustible menos contaminante establecido en el BREF correspondiente, que es el gas natural.  considerando, además de los costes del combustible, las repercusiones económicas del pago de derechos de emisión de dióxido de carbono según la normativa establecida por el  Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emision (Protocolo de Kyoto), la disponibilidad de suministro a pie de planta, la eliminación de sistemas de reducción de contaminantes en relación con los emitidos por otros combustibles, etc.

El uso de gas natural evitaría también la molienda del carbón y por lo tanto se dan ahorros en obra civil y en consumo energético a considerar en el precio final de la Termia.

Adecuación de la instalación al PNA Plan de Asignación de Derechos de Emisión

Las emisiones actuales de dióxido de carbono en España superan en un 53 % las de 1990, año de referencia previsto en el Protocolo de Kyoto, entre ellas el sector industrial no energético (en el que se incluye la fabricación de cemento) emite un 23% sobre las emitidas en 1990. Por lo tanto la puesta en marcha de esta instalación contribuye al aumento de emisiones de CO2 y otro GEI.

Se debe requerir al promotor la utilización de gas natural como combustible .Si el promotor persiste en no considerarlo debería aportar un informe energético y económico que considere los aspectos que citamos sobre las posibilidades de utilización de gas natural en el contexto del Mercado de Compraventa de derechos de emisión de GEI.
El  Plan de Asignación de Derechos de Emisión, tiene por objetivo contribuir a la reducción de emisiones que causan el cambio climático, cumpliendo el compromiso asumido por España con el Protocolo de Kioto que ha entrado en vigor el 16 de febrero de 2005.

El Plan Nacional sienta las bases para la asignación individual de derechos a todas las instalaciones antes de la puesta en marcha de un novedoso mercado europeo que se iniciará el 1 de enero de 2005. Este mercado tendrá una gran importancia para sectores económicos tales como el industrial y el eléctrico.

Sectores e instalaciones incluidos en el Plan

De acuerdo al Anexo I de la Directiva europea y al Real Decreto Ley, el régimen de comercio de derechos de emisión se aplicará, en el periodo 2008-2012, a las emisiones de dióxido de carbono procedentes de instalaciones que desarrollan las actividades de: generación de electricidad, el refino, la producción y transformación de metales férreos, cemento, cal, vidrio, cerámica, pasta de papel, papel y cartón.

Derechos de emisión asignados

El Real Decreto 1370/2006 de noviembre por el que se aprueba el Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión de gases de efecto invernadero ,2008-2012 ,puede leerse lo siguiente:

azuara2azuara2bazuara2c

El esfuerzo adicional necesario para cumplir tanto con Kioto como con la Directiva tendrá que hacerse en el periodo 2008-2012. Al final de este periodo las emisiones no deberán sobrepasar un 24 por 100 más de las emisiones del año 1990. Este porcentaje se alcanzará sumando el objetivo de limitación de Kioto (15 por 100) a la estimación de absorción de sumideros (un máximo de un 2 por 100) y los créditos que se puedan obtener en el mercado internacional (7 por 100).

De lo expuesto se deduce que cuando la instalación proyectada para Azuara entre en  funcionamiento estará en vigor un nuevo Plan Nacional de Asignación de Emisiones, más exigente en cuanto a reducción de emisiones de GEI. Por lo que  tanto el proyecto presentado, como la Declaración de Impacto Ambiental (DIA)  y la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que puedan concederse para esta planta cementera , deberían considerar dicho escenario.

4.- Sugerencia sobre el empleo de residuos como combustible .

En relación con la propuesta de Cementos Gris de Aragón de emplear residuos como combustible (Neumáticos , Harinas animales , Líquidos (disolventes, barnices, Residuos de madera Aceites usados,) manifestamos nuestra disconformidad absoluta con el referido proyecto debido a sus repercusiones sobre la salud humana  y el Medio ambiente.

El proyecto sometido a información pública básicamente busca lo que técnicamente definen como sustitución de combustibles convencionales por secundarios, lo que significa que se pretende incinerar residuos tóxicos y peligroso en el horno de la empresa Cementos Gris de Aragón que se quiere ubicar en  Azuara. Eso supone anteponer el beneficio económico de la empresa a la salud de los trabajadores y los ciudadanos que residen en las inmediaciones de la cementera.

Cementos Gris de Aragon  habla de reducir sus emisiones contaminantes y, en lugar de utilizar combustibles más limpios pretende utilizar como combustibles otros residuos industriales entre los que se encuentran residuos tóxicos y peligrosos con significativas concentraciones de metales pesados, cloro y otros contaminantes persistentes., lo que supone sin duda un aumento significativo de las emisiones contaminantes.

Esta práctica supone un incremento de la contaminación por una doble vía: la primera a través del aire que dispersa y traslada la contaminación afectando a otros medios como suelo y agua; y una segunda vía, más perniciosa incluso, como es a través del propio cemento, en donde se acumularán gran cantidad de elementos contaminantes.

La valorización energética, eufemismo tras el que se esconde la incineración, es la opción más barata a corto plazo, por tanto la preferida por el poder político y económico. Pero es a la vez la opción más peligrosa para nuestra salud y la Naturaleza.

Afectados

Los afectados por las emisiones contaminantes de la cementera de Azuara serán en primer lugar evidentemente los propios vecinos de Azuara. La dependencia económica y laboral de la misma hará que sean los menos contestatarios a la misma.

Pero los vientos dominantes en la comarca, el cierzo de componente noroeste gran parte del año, trasladarán de forma continua las emisiones contaminantes generadas a las localidades y comarcas  vecinas.

Lo que se incinerará

Los residuos que se van a incinerar son: neumáticos, residuos fragmentados de vehículos, lodos secos de depuradoras, aceites vegetales y minerales usados así como fuel-blending. Bajo esta última denominación se engloban una complejísima serie de sustancias tóxicas y peligrosas preparadas ex profeso para su utilización como combustible y que son la principal fuente de metales pesados, dioxinas y furanos.

Los contaminantes

La EPA, Agencia de protección del Medio ambiente de Estados Unidos considera que las cementeras que coincineran residuos tóxicos y peligrosos son la tercera fuente de dioxinas y furanos en los Estados Unidos y son la segunda fuente de emisión de mercurio. Además son una fuente emisora muy importante de metales pesados como cromo, cadmio, plomo, manganeso, etc., así como una fuente de dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y partículas que además constituyen muchas veces el vehículo de transporte de metales pesados y dioxinas.

Según el Convenio Internacional sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, las cementeras que incineran residuos tóxicos se sitúan entre las cuatro principales fuentes de emisión de dioxinas y furanos.

Según Acer Enviromental, consultora británica, en las cementeras que coincineran residuos tóxicos y peligrosos, los niveles de partículas aumentaron hasta un 40%, los de SO2 hasta un 3%, los de CO2 hasta un 28%, los de amoniaco hasta un 76%, los de plomo hasta un 55%, los de manganeso hasta un 244%, los de cromo hasta un 534%, los de níquel hasta un 810%, los de cadmio, hasta un 33% y los de dioxinas y furanos hasta un 8%. La misma consultora considera que “ es impensable concluir que no existe riesgo significativo o problemas para la población local”

Las consecuencias

Con la incineración de residuos en la cementera nos encontraríamos con algunos problemas como hemos detallado: de emisiones de sustancias altamente tóxicas ; la imposibilidad de controlar los residuos verdaderamente incinerados y de conocer exactamente qué se quema; la emisión continua de residuos que garantiza la propia actividad incineradora.

Pero sin duda los efectos potencialmente más peligrosos son los referidos a nuestra salud, dado que gran parte de los componente emitidos, fundamentalmente dioxinas y furanos, pero no solo, son productos altamente cancerígenos. Las emisiones se van a producir y a pesar de todas las afirmaciones, podemos estar seguros que no van a ser inocuas para la salud.

No hemos de olvidar al hablar de la incineración la experiencia de plantas de incineración como la de Valdemingómez, en Madrid. La propia Fiscalía de Medio Ambiente ha detectado los poco rigurosos controles, las altas emisiones de dioxinas y furanos, las malas condiciones de combustión, el incremento producido en la emisión de metales pesados, incluidos los peligrosísimos mercurio y cadmio, incremento con una toxicidad semejante a la de dioxinas y furanos. El informe detectaba falta de rigor, mala gestión, deficiencias en el mantenimiento de la instalación, precariedad en el mantenimiento de algunas instalaciones, deterioro en el proceso de combustión, falta de controles de emisiones, etc. Por tanto, de lo que habla es de falta de controles con graves repercusiones para nuestra salud y nuestro entorno. Algo similar es lo que nos vamos a encontrar los vecinos de Azuara.

De forma general, la coincineración de residuos incrementa los riesgos ambientales y de salud.

Concretamente se incrementarían las emisiones de contaminantes atmosféricos (partículas PM 10, dioxinas y furanos, metales pesados, entre otros), no aporta una solución real a la problemática de generación de residuos, vulnera la jerarquía de gestión de los mismos potenciando la valorización energética de residuos que son evitables, reutilizables o reciclables (por ejemplo, plásticos o aceites usados) y, a su vez, añade nuevos riesgos de salud laboral que no están suficientemente evaluados

El Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón, establece que la incineración de residuos no está permitida en la Comunidad Autónoma de Aragón.

5.- Sugerencias sobre la sostenibilidad del proyecto relativas a la viabilidad económica.

1.- El único centro de producción integral presente en la Comunidad Aragonesa es el de la Sociedad Cemex España S.A., en Morata de Jalón (Zaragoza), con una capacidad teórica de producción de cemento de aproximadamente 750.000 t/año, pero además, en la localidad de Santa Eulalia (Teruel) existe una planta que no tiene el proceso de fabricación de clinker (uno de los más contaminantes desde el punto de vista ambiental) pero sí la restantes fases del proceso de fabricación del cemento, con una capacidad de producción fácilmente ampliable. Actualmente esta en construcción una Planta de producción de Cemento Gris en Andorra (Teruel) que previsiblemente comenzará su producción en 2009 .

2.- Previsible reducción de la demanda de cemento. Todos los indicios (abundantes informes de toda índole) apuntan que la demanda de construcción de viviendas va a bajar, de igual manera la disminución de los Fondos  de Cohesión destinados a España por la Unión Europea , también determina una cierta desaceleración de la obra publica.

La mayor inversión concreta que se va a realizar en Aragón y que precisa de consumo elevado de cemento es la Expo-2008 en Zaragoza, y si se tienen en cuenta los procesos que todavía tiene que seguir este proyecto de cementera y el tiempo previsto de realización (hasta 30 meses para iniciar la producción, algo más para estar a plena producción) nos encontramos que cuando la planta esté operativa ya no existirá esa demanda.

3.- Se considera que unos de los criterios de rentabilidad de la fabricación de cemento es que la planta no se encuentre a más de 150 km del punto de destino del producto (Reference Document on Best Available Techniques in de Cement and Lime Manufacturing Industries-European IPPC Bureau– marzo 2000) .Así esta planta se situaría en caso de instalarse en la zona de intersección de los respectivos radios de acción (de rentabilidad) de la fabrica de Morata de Jalon y la de Andorra (en construcción)

3.- Por otra parte, si consideramos el mercado del cemento en la Comunidad Autónoma para los próximos años, debería valorarse si con las instalaciones disponibles, con posibles ampliaciones de las mismas, o con el suministro desde plantas situadas en áreas limítrofes tenemos asegurado el suministro.

4.-Tampoco se ha considerado la posibilidad de importar clinker, en lugar de importar el carbón, y realizar exclusivamente la fase de molienda y mezcla con las cenizas y yesos procedentes de la central térmica próxima.

6.- Sugerencias relativas al contexto de sostenibilidad del proyecto.

Los martillos se fabrican para clavar clavos. El cemento se fabrica para construir .

En el caso de construirse esta cementera se multiplicaría por cinco (5) la capacidad productiva de cemento instalada en Aragón. Se producirá un sobredimensionamiento productivo muy peligroso.

¿Es sostenible el actual ritmo de construcción y urbanización?

Según diversos informes los indicadores ambientales (de)muestran un deterioro continuo casi generalizado del medio ambiente. Así, la tercera Evaluación del Medio Ambiente en Europa de la Agencia Europea de Medio Ambiente confirma lo ya anunciado por las conclusiones de la anterior evaluación ,que señalaba que las medidas políticas emprendidas para atajar la situación ambiental  no habían producido ,salvo algunos avances en ámbitos concretos ,una mejora sustancial del estado general del medio ambiente .En el caso español, el recientemente aparecido Informe del Observatorio de la Sostenibilidad indica que la destrucción ambiental en (España) crece más que la economía ,y cada vez hay una contribución mayor del Estado Español a los impactos globales.

Según el informe anual de la Comisión Europea sobre el grado de cumplimiento de la legislación , España ,con 54 infracciones, fue el país de la Unión Europea (UE) que más infringió la legislación ambiental el año 2004, siendo el responsable de casi el 20% de las infracciones cometidas en la UE-15 . El 45% de ellas tuvieron que ver con afecciones a la naturaleza.

Dejando a un lado el problema del cambio climático, el de la contaminación tóxica local y global y el de la pérdida de biodiversidad, uno de los problemas más importantes a escala mundial que genera este modelo de producción es el de la creciente colonización y degradación del territorio.

El problema de la ocupación de espacio derivada de los fenómenos de expansión urbana y de construcción de infraestructuras de todo tipo (de transporte, industriales, turísticas y de ocio, energéticas, hidráulicas…) supone la pérdida de amplios espacios naturales que son soporte de la diversidad biológica y de suelo fértil que podía destinarse a cultivos agrícolas o a aprovechamiento forestal. Influye también negativamente en la capacidad de absorción de agua por el subsuelo dificultando la recarga de los acuíferos y produce asimismo un gran deterioro de la calidad paisajística y cultural.

Junto a la colonización y ocupación del espacio está la degradación ambiental del suelo, del subsuelo, de las aguas y de aire que implican los mencionados fenómenos. La expansión urbana genera, particularmente, un fuerte aumento del consumo energético.

El fenómeno y los problemas descritos se han disparado espectacularmente en España en los últimos años.  De acuerdo con  el censo presentado en 2004 por el  Instituto Geográfico Nacional y realizado a partir del procesamiento de imágenes por satélite, en la década de 1990 a 2000 la superficie urbanizada aumentó de media en España un 25%. En algunas comunidades, el aumento fue mucho mayor, en torno a un 50%.

En España, desde hace 10 años, se bate cada año el record de viviendas construidas respecto del anterior. En el año 2004 se construyeron 675.000 viviendas nuevas. Como es obvio en esta cifra no están contempladas las que se construyen de forma ilegal.

La situación no tiene parangón en Europa: el año 2005 se construyeron en España más viviendas que en Francia, Alemania e Italia juntas. España es el país europeo que más viviendas totales tiene por cada 1.000 habitantes (más de 500). Asimismo, sólo somos superados por Grecia en cuanto a menos viviendas anteriores a 1945 respecto del total de viviendas. El porcentaje es de aproximadamente el 12%, frente a países que tienen más del 30% como Dinamarca, Gran Bretaña, Francia, Bélgica o Italia. Incluso Alemania, que sufrió una destrucción impresionante de su patrimonio inmobiliario durante la segunda guerra mundial, tiene en torno a un 27% de viviendas anteriores a dicha fecha.

Algunos datos más nos servirán para diagnosticar mejor las características de la situación. Del parque de viviendas existentes en 2001, un 30% tiene un uso distinto al de residencia habitual. Mas en concreto 3.323.000 (un 16%) se tipifican como segunda residencia y 2.900.000 (un 14%) están desocupadas. De estas últimas la tercera parte están en zonas rurales en declive o tienen una deficiente conservación, pero 2/3 (es decir unos 2 millones) son aprovechables.

El aumento del número de viviendas en el período 1991-2001 ha cuadruplicado la población española en ese mismo período. Como señala el profesor de economía aplicada de la Universidad de Valladolid Oscar Carpintero la situación española se caracteriza por la elevada construcción de viviendas respecto del escaso crecimiento demográfico y el moderado aumento de hogares y por el fuerte aumento del precio de la vivienda frente al aumento moderado de la renta. Según él esto ha dado lugar a una extraordinaria revalorización del patrimonio inmobiliario, a grandes dificultades de acceso a los no propietarios, a un extraordinario auge de la demanda especulativa y a un aumento de la polarización social.

Como también señala el informe “Una nueva cultura para afrontar el creciente problema de la vivienda en España” de CC.OO. ( junio de 2005). señalado anteriormente “El precio de la vivienda influye directamente en la calidad de vida de los trabajadores, pero además delimita su renta disponible, influyendo, por tanto, en las reivindicaciones salariales dentro de la negociación colectiva”.

El extraordinario auge de la construcción de viviendas ha generado indudablemente mucho empleo en el sector pero ha impedido el acceso generalizado a una vivienda digna, ya que dicha demanda se ha construido por una suma de intereses derivados de la consideración de la vivienda “como bien de inversión, con el mero objetivo de obtener una plusvalía revendiéndola a un precio mayor o para alquilarlas”. En esta dinámica ha influido, también, la presión de la demanda extranjera de segundas residencias. Esto ha venido acompañado de un traspaso de elevadas cantidades de dinero antes situados en las bolsas de valores al sector inmobiliario.

Los problemas del impacto para el medio ambiente derivados de la construcción de viviendas o segundas residencias  no sólo tienen que ver con el número de ellas construidas, sino con el modelo de ciudad que se está desarrollando y, probablemente, consolidando.

Durante mucho tiempo las ciudades y pueblos españoles se caracterizaron por la integración de usos (trabajo, ocio, residencial, comercio..) y la construcción compacta. Es lo que se ha venido denominando “ciudad mediterránea”. Este modelo permite un mejor aprovechamiento espacial y modera las necesidades de movilidad motorizada.

Sin embargo, desde hace tiempo se está empezando a imponer otro modelo, denominado “anglosajón”, que se basa en la construcción dispersa (chalets, adosados..) y en la segregación espacial de las actividades que desarrollamos. Muchos son los factores que han permitido que se desarrolle este cambio, pero uno de ellos ha sido la imagen distorsionada para muchas personas de que a la felicidad de podría acceder mejor disponiendo de unos cuantos metros cuadrados de césped.

Las consecuencias territoriales de este tipo de urbanismo son muy negativas. El modelo de construcción dispersa o de baja densidad consume, lógicamente, mucho más suelo y muchos más recursos al necesitar la urbanización (calles, aceras..) de un espacio mucho mayor. A estas zonas es mucho más difícil dotarles de unos servicios de transporte urbano adecuados, por lo que el uso del automóvil se convierte en la mayor parte de las ocasiones en imprescindible.

La dinámica es perversa porque el uso del vehículo privado exige la construcción de carreteras y vías de alta capacidad, que enseguida se colapsan y que demanda, a su vez, nuevas infraestructuras que no siempre resulta viable atender. En ocasiones porque ya no se dispone de suelo para ello.

Estas infraestructuras para el transporte privado no sólo son la consecuencia de este modelo de urbanismo, sino que con demasiada frecuencia se desarrollan para que se conviertan en un eje vertebrador y generador de nuevos desarrollos urbanísticos. La ordenación territorial “mallada”, el desarrollo de más cinturones de circunvalación en las ciudades no sólo imponen un modelo de transporte determinado, sino que conforman la ciudad dispersa.

El sector de la construcción en España ha adquirido tal protagonismo en los últimos años que le ha llevado a tener un carácter de locomotora de la actividad productiva. En el último número del Panorama Económico-Social de España y del Observatorio de Relaciones Laborales, se analiza el sector, su estructura empresarial y laboral y se advierte que el liderazgo de la construcción en los últimos años podría haber supuesto un desvío de inversión hacia este sector que podría comprometer en un plazo intermedio el crecimiento económico si se observa que se ha hecho a expensas de esfuerzos inversores en otras actividades.

El Consejo Economico y Social de España  dice en sus informes que “El elevado ritmo mostrado por el sector de la construcción, en los últimos años, ha propiciado el debate sobre los fundamentos del crecimiento económico español y su sostenibilidad en el medio y largo plazo. El liderazgo de la construcción en los últimos ejercicios podría haber supuesto un desvío de inversión hacia este sector desde otros sectores o actividades en busca de beneficios inmediatos.

Este hecho podría comprometer en un plazo intermedio el crecimiento general

de la economía española si finalmente se observara que se ha hecho a expensas de esfuerzos inversores en otras actividades catalizadoras del crecimiento o generadoras de externalidades positivas, como pudiera ser la inversión en I+D+i o en bienes de equipo, que a corto plazo suelen ofrecer escasos rendimientos pero que en el medio y largo plazo resultan esenciales para el sostenimiento de la actividad.

La Memoria 2004 del Consejo Económico y Social el único y más importante

diagnóstico de la realidad económica y social española consensuado por los

agentes sociales, plantea que:

“ Se debe modificar el modelo de crecimiento basado excesivamente en la construcción y el consumo privado y dar paso a otro más equilibrado y en parte sustentado en la inversión en bienes de equipo, la fortaleza de las exportaciones, y el impulso de las inversiones en

investigación, desarrollo e innovación tecnológica.”

El Presidente del Colegio de Arquitectos de España  en el marco de unas jornadas celebradas en Zaragoza en diciembre de 2005 afirmó “que no es posible que España pierda tantos recursos en la construcción   ,recursos que deberían dedicarse a la educación la investigación y la salud.”

El Senado considera insostenible la presión urbanística en el Pirineo

La Cámara Alta propone primar las casas rurales y los hoteles en detrimento de las segundas residencias. El ritmo de edificación en algunas zonas de la Jacetania es de 25 viviendas por cada nuevo vecino.

El Senado considera insoportable la presión urbanística a la que se ve sometido el Pirineo. El Informe de la Ponencia sobre Desarrollo y Comunicaciones en la cordillera, aprobado por unanimidad en la Comisión de Fomento y Vivienda, propone aplicar “un modelo de turismo sostenible, con una oferta constante durante todo el año” que permita
evitar “los inconvenientes” del actual sistema estacional, basado en la nieve en invierno y en el montañismo, el senderismo, el golf y el deporte de aventura en verano. El presente modelo, añade, “tiene poca proyección de plazas hoteleras y ha producido grandes concentraciones urbanísticas en determinados puntos, manteniéndose la despoblación en el resto del área”.

El documento apuesta por garantizar, mediante la potenciación del turismo cultural, etnográfico y de naturaleza, una “oferta constante durante todo el año” que permitiera la prevalencia de “la idea del complejo hotelero o de las casas rurales por encima de las segundas residencias”. Paralelamente, anota que la reconversión de las estaciones de esquí en complejos deportivos de ocio y deporte permitiría dotar al empleo en la zona de una estabilidad de la que ahora carece. La ponencia concluye que “romper la inercia que todavía hoy impera en la mayor parte” de la montaña permitiría disponer “en muy pocos años” de “un Pirineo en pleno desarrollo”.

Un estudio de IU concluye que el ritmo de construcción en algunas zonas de la Jacetania llega a las 25 viviendas por cada nuevo vecino, mientras que en el general del Pirineo la relación es de 20 a uno.

A falta de indicadores ambientales autonómicos les proponemos que consideren los indicadores sobre el  Estado Español elaborados por el OSE ,para evaluar el proyecto en su contexto.

El Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE) es un proyecto autónomo establecido por convenio entre el Ministerio de Medio Ambiente, la Fundación General de la Universidad de Alcalá y la Fundación Biodiversidad. Su objetivo es suministrar información periódica, independiente, relevante y contrastada sobre la situación y perspectivas en materia de Desarrollo Sostenible en España.

La situación presente y las perspectivas de futuro del desarrollo de nuestro país no pueden obviar algunas evidencias:

• El fuerte crecimiento español arrastra carencias graves en materia de cohesión social.

• Parece improbable que se mantenga más allá de ciertas circunstancias coyunturales favorables que estamos viviendo.

• Implica un mayor uso de recursos naturales. En particular, energía y territorio.

• Conlleva una degradación ambiental persistente, aunque haya mejoras en ciertas áreas.

Con el crecimiento económico ha aumentado la calidad de vida, pero no de una manera equitativa. Además, se ha crecido a costa de un mayor uso de recursos y una mayor degradación ambiental. Esta última especialmente lastrada por el incremento significativo de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Un elemento insoslayable en esta primera diagnosis es el menor avance en la sociedad del conocimiento, que es una de las condiciones para el cambio hacia un modelo de desarrollo más sostenible.

Fuerzas

“MÁS CRECIMIENTO ECONÓMICO CON MÁS INSOSTENIBILIDAD POR AHORA”

“DESARROLLO NO BASADO EN EL CONOCIMIENTO”

LO QUE LOS INDICADORES APUNTAN Y LA REALIDAD NO NIEGA :

“UNA ECONOMÍA MÁS PROSPERA AUNQUE NO PARA TODOS. EL MODELO PRODUCTIVO DOMINANTE SE FIJA EN EL CORTO PLAZO Y NO PRIMA SUFICIENTEMENTE LA INNOVACIÓN Y EL CONOCIMIENTO COMO VALOR AÑADIDO:

• PÉRDIDAS EN LA MEJORA DE LA PRODUCTIVIDAD, LA CALIDAD DE EMPLEO Y FINALMENTE EN COMPETITIVIDAD.

• DESARROLLO CON DÉFICITS SIGNIFICATIVOS Y A VECES CRECIENTES EN EQUIDAD Y COHESIÓN SOCIAL.

• DESARROLLO CON PÉRDIDAS SIGNIFICATIVAS EN ECOEFICIENCIA Y LOGROS NO GENERALIZABLES EN MEJORA DE LA CALIDAD AMBIENTAL, CADA VEZ MÁS ALEJADOS DE LOS COMPROMISOS DE KIOTO.”

“MAYOR CALIDAD DE VIDA PERO MAL DISTRIBUIDA, Y VINCULADA TODAVÍA A UN MAYOR USO DE RECURSOS”

“NO HAY RECUPERACIÓN CLARA DE LA CALIDAD AMBIENTAL Y CONTRIBUIMOS CADA VEZ MÁS A LOS IMPACTOS GLOBALES.”

“HACEMOS ALGO MÁS, PERO NO CON MENOS, SINO CON MUCHO MÁS”

7.- Sugerencia SOBRE LA SOSTENIBILIDAD DEL PROYECTO DE LA CEMENTERA DE AZUARA en relación al TRANSPORTE .

La industria cementera , es una industria pesada que tiene que transportar grandes cantidades de materias primas y combustible sólido ,  y de producto final igual de pesado . La localidad de Azuara , no dispone de línea de ferrocarril por lo que tanto las materias primas (yeso, cenizas) como el combustible (carbón) como los 2 millones de toneladas que se pretenden producir ,deben transportarse por la carretera.

– El ferrocarril emplea 4,5 veces menos energía que el transporte por carretera por unidad de transporte.

– Sabemos que el transporte por carretera emite 190 gramos de CO2 por TKM ,mientras el ferrocarril emite 30 gramos de CO2 por TKM.

Todo ello supone :

–          Aumento de emisiones de CO2  y otros contaminantes.

–          Dependencia del petróleo , combustible a medio plazo, mas caro y mas escaso.

–          Mayor riesgo de accidentes en carretera.

–          Otras externalidades.

Por otra parte de acuerdo con el Plan Nacional de Emisiones de GEI y con la Estrategia E-4 de Ahorro y Eficiencia Energética , las empresas de mas de 200 trabajadores deben disponer de un Plan de Movilidad Sostenible para el acceso de sus empleados al puesto de trabajo.

Por todo lo expuesto expresamos nuestra disconformidad con este proyecto que es un ejemplo de un modelo de desarrollo insostenible y poco saludable y de dudosa viabilidad socioeconomica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s