La alternativa a incineradoras y vertederos, el reciclaje de resíduos.

Índice

La recogida puerta a puerta (PAP) – Una oportunidad para Usurbil, una oportunidad para Guipuzkoa.
10 razones para implantar el puerta a puerta


La recogida puerta a puerta (PAP) – Una oportunidad para Usurbil, una oportunidad para Gipuzkoa

Incinerar es carísimo, es ineficaz, perjudica la salud y, encima, necesita cementerios para las cenizas tóxicas que producen los hornos. Para colmo, desincentiva el reciclaje

Soy un alcalde feliz. Para un alcalde no hay nada comparable a tomar la iniciativa para mejorar la vida de los vecinos y ver que es eficaz y compartida. La consulta que vamos a hacer en Usurbil los días 27 y 28 de febrero es la guinda de un pastel elaborado pacientemente entre todos los grupos municipales y los vecinos. El puerta a puerta (PAP) de Usurbil es un hecho portador de futuro. Es el punto de apoyo de una «hoja de ruta» que debe llevarnos a una Gipuzkoa sostenible. Por eso, pido una moratoria de seis años en la construcción de la incineradora de Zubieta.

El 16 de marzo el PAP de Usurbil cumplirá un año. A día de hoy gestionamos selectivamente el 82% de los residuos que generamos. El grado de pureza de las fracciones recogidas es muy alto: solo un 1%-2% de impropios para la orgánica y un 5%-10% para los envases ligeros.

Las incineradoras no son inevitables. Según algunas visiones interesadas, como los ciudadanos no se conciencian y los vertederos tienen los días contados por la legislación europea, hay que hacer incineradoras. La idea de que los ciudadanos no se conciencian es absolutamente falsa. La gente se conciencia y se implica de lleno cuando se comparte la información, se tienen en cuenta las opiniones y se toman decisiones colectivas. Es necesario un gran esfuerzo de comunicación directa y personal. No sirve el mando a distancia. En Usurbil casi el 77% de los ciudadanos se ha adaptado bien al PAP. Sólo el 12% manifiesta problemas. Y el 68% de la población apoya el PAP. Sólo hace falta que la administración se ponga a la altura de los ciudadanos. Este es el secreto del éxito de Usurbil.

El PAP es una «tecnología» excelente, barata y segura que nos permite evitar los dos extremos en el tratamiento de residuos: los vertederos y las incineradoras. Ambas soluciones son tóxicas para la salud. Seamos claros: la administración no puede perjudicar la salud de los ciudadanos jamás, y mucho menos cuando no existe ninguna necesidad. Los hospitales y las farmacias deben quedar fuera de cualquier hipótesis de trabajo. ¿Qué justificación moral puede tener atacar la salud de los ciudadanos sin intentar otras vías? El PAP, junto con otras medidas complementarias de reciclaje y compostaje, soluciona el problema de los residuos sin atacar la salud de los ciudadanos.

La incineradora tiene un presupuesto de 400 millones de euros, 65.000 millones de las antiguas pesetas. Esto es inaceptable, y lo es más aún en una situación de crisis económica. Para los municipios el PAP es más barato: los ingresos crecen por el aumento de la pureza y la cantidad de papel y envases ligeros recogidos; se crean puestos de trabajo en el municipio, etc. Es más, la inversión que se hace en la incineradora no contribuye a la economía local y es un lastre difícilmente asumible por las arcas municipales. Por otra parte, combinar adecuadamente reciclaje y compostaje ahorra más energía que la que produce una incineradora.

De hecho, las incineradoras son un cachivache energético: por ejemplo, reciclar las botellas PET de agua ahorra 26 veces más energía que quemándolas. Con el reciclaje se recupera cinco veces más energía que con la incineradora y se evita el impacto ambiental que genera la incineradora al obligar a «extraer» más materia prima. Las grandes ciudades tampoco escapan a esta lógica. San Franciso (EEUU) recicla ya el 72% de sus residuos gracias a un programa local de zero waste, basado en la recogida PAP. Por lo tanto, incinerar es carísimo, es ineficaz, perjudica la salud y, encima, necesita cementerios para las cenizas tóxicas que producen los hornos. Para colmo, desincentiva el reciclaje. El PAP, en cambio, produce toneladas de material reciclado y educación cívica gracias a la cuarta R: la responsabilidad.

Eso es lo que vamos a hacer en Usurbil los días 27 y 28 de febrero, a través de una consulta popular vinculante sobre la gestión de residuos. Sin embargo, no existe esta misma actitud en relación a la incineradora, a pesar de que 35.000 firmas han presentado una iniciativa legislativa en el Parlamento Vasco. La diputación de Gipuzkoa también vive de espaldas de los ciudadanos, según el reciente estudio de Gipuzkoa Sarean. El 44% de los guipuzcoanos no tiene ninguna confianza en la Diputación y el 41% se fía algo. Según el estudio, los ciudadanos piden un cambio en los valores que guían las políticas ac- tuales. Pienso que los valores dominantes en Gipuzkoa encajan perfectamente con el PAP, con el trabajo bien hecho en cada pueblo, en cada barrio. El efecto agregado de la pequeña escala distribuida es la pieza clave del futuro en Gipuzkoa, como ha sido siempre. Por todo esto, pido públicamente a la Diputación de Gipuzkoa una moratoria de seis años sobre la incineradora de Zubieta.

Una oportunidad, eso es lo que pido, no sólo para los usurbildarras, sino para todos los gipuzkoanos. Comparto con la Diputación una parte importante de su análisis sobre este problema, pero se han equivocado de tecnología. Nuestra mejor tecnología son los ciudadanos, y esta sí es una tecnología segura.

El ejemplo de Seattle (EEUU) puede servirnos, ya que su alcalde accedió a una moratoria e implementó un programa zero waste. Hoy Seattle recicla ya el 50% de sus residuos y el proyecto de incineradora sigue aplazado porque no es necesario. Allí todos los agentes siguen trabajando conjunta e intensamente con el mismo objetivo: reciclar, compostar y evitar la incineradora. Usurbil ya está en el 82%, y estoy seguro de que Oiartzun y Hernani también lo van a hacer bien. Paralelamente, pido también la adopción a escala territorial de un programa de reciclaje y compostaje, teniendo en cuenta que Gipuzkoa es una conurbación cuya escala posibilita un programa integrado con objetivo zero waste para el año 2020.
Reconozco que es la euforia por los buenos resultados de Usurbil la que me anima a pedir esta moratoria, pero también el terror de los vecinos sobre los efectos de la incineradora sobre su salud.

Amamos nuestra tierra, amamos nuestras familias y amamos nuestro planeta. Estamos en el siglo XXI, es hora de cambiar las reglas de juego. Allá vamos.

Fuente: Usurbil.net


10 razones para implantar el puerta a puerta

1. SALUD.- Desaparece la necesidad de vertederos e incineradoras peligrosos para la salud. Esto tiene una relación directa en la salud de las personas y en la naturaleza. Con la recogida selectiva de la fracción orgánica de los residuos que generamos en casa, la poca basura que queda ya no produce ni los olores, ni el metano de los vertederos. Además hace innecesaría la incineración, evitando así todos los problemas de salud relacionados con ella.

2. MEDIO AMBIENTE.- Se reduce la emisión de gases de efecto invernadero. El puerta a puerta permite reducir las emisiones de CO2, responsables del calentamiento global del planeta. Además, evita vertederos e incineradoras, con lo cual se deja de contaminar el aire que respiramos.

3. COMODIDAD.- Es cómodo porque se hace puerta a puerta. Ya no hace falta que vayas a buscar los contenedores de selectiva, porque cada dia te recogen una fracción distinta de materiales reciclables y de rechazo a  la puerta de tu portal .

4. PRECIO.- Es económicamente viable. A pesar de que en los últimos tiempos nos hemos beneficiado de tasas muy baratas, lo cierto es que la gestión de la basura mezclada cada vez es mas cara. El puerta a puerta permite frenar este incremento de los costes. Aunque la recogida es más cara que con los contenedores, el tratamiento es mas barato y además hay ingresos por reciclaje que permiten compensar económicamente el sobre coste de la recogida.

5. LIMPIEZA.– Las calles están más limpias. Al retirar los contenedores desaparecen los puntos de acumulación de basura en la calle alrededor de los contenedores.

6. LEGALIDAD.- Cumplimos la legislación. Desde El 1 de enero de 2001 los municipios de más de 5.000 habitantes tienen la obligación de recoger selectivamente la materia orgánica para su compostaje. Además con el puerta a puerta se obtienen los objetivos de reciclaje mínimos de directivas europeas y de la ley de envases que con los contenedores no se consiguen.

7. TRABAJO.- Crea puestos de trabajo en el pueblo. Con el puerta a puerta se necesita más personal para realizar la recogida, y además se van a crear puestos de trabajo en la planta de compostaje. Estos puestos de trabajo se van a financiar con los ahorros en tratamiento de la basura mezclada y los incrementos por reciclaje.

8. SATISFACCION.- Las ganas de reciclar y de mejorar las cosas se convierte en realidad, por fin. Aunque hoy en día muchas personas ya están reciclando los envases, el papel/cartón y el vidrio, la materia orgánica no se reciclaba, de modo que la mayor parte de los residuos iban a parar a vertederos

9. SOLIDARIDAD.- Es una acción de solidaridad con otros pueblos. Con el cierre del vertedero de San Marcos se lleva la basura a otros tres vertederos que afectan a otros tres colectivos de vecinos. Con el puerta a puerta se deja de contribuir a esa afectación.

10. ESPACIO.- Se incrementa el espacio disponible en la calle (2 contenedores= 1 plaza parking, 3 motos, 4 bicis).

Las razones principales para implantar el puerta a puerta tiene una relación directa con la protección de la salud y de la calidad de vida de los usurbildarras. Además, reciclar el 80% de los residuos de Usurbil nos va a convertir en el primer municipio que va cumplir las leyes básicas referidas a esta cuestión.

La gestión de los residuos es cada día más y más complicada. Constamtemente surgen nuevos materiales, y cada vez generamos más y más basura. Todos sabemos que nuestro modo de vida tiene su lado oscuro y que la presión que ejercemos sobre el medio ambiente es excesiva: consumo, agotamiento de los recursos, calentamiento global, transporte, contaminación, vertidos tóxicos etc.

Con el sistema de recogida actual, se vierten directamente a vertedero el 78,5% de los residuos domésticos de los diez municipios que componen la Mancomunidad de San Marcos. Es decir, que solo conseguimos recoger selectivamente  21,5% de los residuos que generamos. Y todo eso se convierte en basura.
Se reciclan básicamente el papel, el vidrio y los envases ligeros (botellas de plástico, bricks etc.). Pero resulta que el 42% de los residuos que generamos en 2007 eran materia orgánica, y que NO SE RECICLÓ NI UN SOLO GRAMO.

Tasas de reciclaje de la Mancomunidad de San Marco

Además de los perjuicios que venimos indicando, esta situación nos pone absolutamente fuera de ley. La Ley 10/98 de residuos señala que los residuos domésticos fermentables de los municipios de población superior a 5.000 habitantes deben ser recogidos selectivamente para facilitar su reciclado. La fecha límite era el 1 de enero de 2001, pero nunca ha sido aplicada en Gipuzkoa, y ante esta situación las autoridades forales se limitan a mirar hacia otro lado.

En Usurbil hemos decidido afrontar este problema de un modo decidido, a partir de un principio básico: la salud y el bienestar de los ciudadanos. La recogida puerta a puerta de los residuos que generamos en nuestras casas, comercios y empresas resuelve de raíz los problemas de salud que conllevan los vertederos y las incineradoras, como consecuencia de emisiones tóxicas, vertidos, contaminación etc. Se trata, además, de un sistema  muy cómodo, ya que los residuos se recogen en la misma puerta de casa.

Este sistema se está utilizando cada vez con mayor frecuencia en toda Europa, y los resultados son buenos. La tasa de reciclaje puede pasar del 20% actual al 80% de las mejores experiencias, y eso significa que podemos vivir en una sociedad que apenas genera basura mezclada, porque la mayor parte de los residuos se reintroducen en el sistema productivo, y eso es bueno para la economía, para las personas y para el medio ambiente .

Por todo ello, es importante aprovechar la experiencia acumulada en otros países y resolver el problema de los residuos del mejor modo posible para los ciudadanos. Aunque seamos un municipio pequeño con pocos recursos, y tengamos que cambiar un poco nuestros hábitos, sabemos que con la pequeña aportación de todos podemos ganar mucho. Sobre todo nuestra salud y la de nuestros hijos e hijas.

Fuente: Usurbil.net


2 Respuestas a “La alternativa a incineradoras y vertederos, el reciclaje de resíduos.

  1. JOSÉ PÉREZ FÉLIX

    Kaixo,
    En Oñati se va a implantar el pap, con esta crisis, ¿si los contenedores pertenecen al pueblo? , dato que desconozco, si se eliminan, ¿ no es eso un despilfarro ?. ¿No se debería enseñar a la gente las normas básicas de reciclaje , horarios y comprobación de un buen reciclaje individual?.
    Mi opinión, ( que no servirá para nada ) con el pap es la siguiente:
    1/ Está dividiendo a la gente, creando enemistades, eso es grave.
    2/ Estoy radicalmente en contra de incineradoras y vertederos.
    3/ La picaresca de poner residuos no aptos en otros cubos, van a proliferar.
    4/ En zonas de recogida debería constar, en grande, horario y sanciones.
    5/ La implantación del pap debería haber sido consensuada, no ” implantada, por que lo decimos nosotros “.
    6/ Doble gasto, retirada de contenedores, y construcción de postes de reciclaje.
    Podría extenderme más con éste tema polémico, hay material para escribir un libro de los mosqueos que existen en el pueblo. Ejemplos, si eres de opinión diferente al pap, eres guarro por que pones bolsas en el balcón, no eres de izquierdas, me decepcionas, quieres incineradora al lado de casa, sus humos producen cáncer, ( me lo dicen echándome el humo de su cigarro ). Algunas frases de éstas dichas en tono poco apropiado.
    Estoy de acuerdo con el tema compostaje, me considero ecologista y no estoy de acuerdo en como se ha llevado éste tema tan delicado. Tengo derecho a expresar mi opinión, sin ser menospreciado. ¿ O no tengo derecho a la LIBERTAD DE EXPRESIÓN ?

    Pd; yo les dí mi voto, por favor, hagan reflexión, se implante o no, el daño a la convivencia ya está hecho. Y nadie ha hecho nada por impedirlo.

    Agur

  2. Hola!
    Creo que oí que finalmente pusieron una incineradora en San Sebastián, no?Lo siento si así fue. Habría que hacer rendir cuentas a los políticos que causan tales estragos al medio ambiente y a los ciudadanos que representan. Ahora tenemos el mismo problema en Asturias, parece que van a meternos una incineradora en el medio de Oviedo, Avilés y Gijón, afectando directamente a 850.000 asturianos (que viven a 15Km a la redonda de la futura incineradora). Si tenéis alguna idea…Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s