Aragón – La crisis paraliza las nuevas cementeras y centrales térmicas.

Hasta siete proyectos energéticos y de producción de cemento se encuentran estancados –algunos con las obras ya iniciadas- por la falta de demanda.

Central térmica de Andorra.

Central térmica de Andorra.

Los efectos de la crisis económica han golpeado de lleno al desarrollo de varios proyectos de producción industrial en Aragón. Según fuentes de dicho área del Gobierno regional, hasta siete importantes obras se han visto paralizadas –o ni si quiera iniciadas- por culpa del bajón en la demanda energética y de la construcción.

“Son proyectos lanzados en época de bonanza”, señalan desde la DGA, que ven cómo la nueva situación global es otra a la imaginada cuando se idearon, en referencia a las nuevas centrales térmicas y cementeras previstas en la comunidad. Porque los mercados no están ni para producir más energía ni para fabricar más cemento.

Es el caso de la central térmica de Osera de Ebro, donde no se han iniciado los trabajos de construcción y de momento parece que su propietario actual, Gas Natural, no tiene intención de ejecutarlos. Una situación similar a la que se vive en la central de Mequinenza, donde se busca financiación.

En Ariño, sin embargo, “se está tramitando la evaluación de impacto ambiental y la autorización ambiental integrada” a través del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA).

En cuanto a las nuevas cementeras, hay varios ejemplos en la comunidad lastrados por la crisis económica, como la de Torrijo del Campo, que preveía la creación de 120 puestos de trabajo pero no tiene fecha prevista para el inicio de su construcción, o la de Andorra.

En este último caso, su propietaria es Cemex España. Las obras se encuentran ejecutadas al 85% pero están paralizadas “debido al cambio de escenario económico”, según explican desde la compañía, lo que les imposibilita “determinar en estos momentos cuándo podrán concluirse los trabajos y la puesta en marcha” de la planta.

Existen otros dos casos estancados en este sector. Se trata de las cementeras de Albentosa y de Concud, donde todavía no existe en la DGA ningún expediente de autorización.
Críticas ecologistas por las emisiones

En este contexto, el colectivo Ecologistas en Acción en Aragón han criticado la proliferación de este tipo de proyectos que incrementaría el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera de la comunidad.

“Descontando las emisiones del sector energético –señalan en un comunidao-, muy afectadas por la crisis económica, las emisiones subyacentes aumentaron un 1%. Ello supone un fracaso en el primer año de aplicación de la Estrategia Aragonesa contra el Cambio Climático”.

Y añaden que “la construcción futura de nuevas centrales térmicas y cementeras en Aragón hacen prever un futuro con mayores emisiones de gases de efecto invernadero”.

Según Saturnino Barbé, uno de los portavoces ecologistas en la comunidad, “si no hubiera habido crisis económica ni crisis del carbón las emisiones se hubieran disparado”. Sin embargo, desde el Gobierno de Aragón aseguran que los ecologistas calculan que estas instalaciones trabajan los 365 días del año a pleno rendimiento, “algo absolutamente imposible”.

“En todo caso –continúan-, ninguna de estas instalaciones está en funcionamiento pues no forma parte de las instalaciones afectadas por el régimen de comercio de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en Aragón, así que todavía no cuentan con autorización de emisiones de GEI y no tienen por tanto derechos de emisión”.

Fuente: www.heraldo.es

Manifiesto de las III jornadas de la Coordinadora Estatal en contra de la incineración en cementeras

08/10/2011 – Manifiesto de las III jornadas de la Coordinadora Estatal en contra de la incineración en cementeras

MONTCADA I REIXAC MANIFIESTO DE LA COORDINADORA ESTATAL CONTRA LA INCINERACIÓN DE RESIDUOS EN CEMENTERAS

III jornada de la Coordinadora Estatal contra la incineración de residuos en las cementeras.

Los participantes llevan camisetas amarillas, conmemorativas del encuentro de Montcada i Reixac. Foto: Carles Aluju Ferrer

Las plataformas ciudadanas integrantes de la Coordinadora Estatal contra la incineración de residuos en fábricas de cementos, hemos celebrado las III Jornadas Estatales continuando la labor iniciada en Ponferrada el 2009 y en Toledo el 2010.
Durante estos años hemos asistido a la generalización de la quema de residuos en todas las cementeras de España. Ayudadas por los departamentos de Medio Ambiente de las Comunidades Autónomas y del Estado, que han favorecido la incineración de residuos peligrosos: basuras urbanas, los neumáticos usados, las cenizas volantes, los productos farmacéuticos, las harinas carnicas, los lodos de las depuradoras, etc…
Después de los debates y aportaciones que hemos realizado durante estas jornadas nos reafirmamos que la incineración es la forma mas insostenible y peligrosa de tratar los residuos, no los elimina, solo los transforma, generando emisiones contaminantes y toxicas (metales pesados, dioxinas, furanos, gases de de efecto invernadero, gases ácidos, micro partículas, nanoparticulas). Que perjudica gravemente la salud de las personas y destruye los recursos naturales de las zonas cercanas y que la única alternativa es la reducción y reutilización de los residuos.
La Coordinadora nos hemos ido consolidando durante estos años, pasando de las 5 plataformas iniciales a las 13 actuales, fruto del cambio de experiencias y la coordinación entre los diferentes colectivos de ciudadanos/as de diferentes puntos de España contra las amenazas de las fábricas de cemento a nuestra salud.
Estos años están llenos de numerosas manifestaciones, recogidas de firmas, maratones populares, charlas, debates, hojas informativas, carnavales, ruas, recursos y reclamaciones judiciales, reclamaciones a la fiscalía, etc, en Ponferrada, Toledo, la Parrilla (Cuenca), Sant Feliu, Palleja, Almendralejo (Badajoz), Sakana Bizirik (Navarra), Albentosa (Teruel), Alicante, Vilafranca, Santa Margarida i els Monjos, Montcada i Reixac, en todas estas acciones ha habido un denominador común, la gran participación de todos los vecinos afectados. Acciones que continuaremos realizando hasta que en ninguna cementera se incineren residuos.
Con nuestras movilizaciones hemos conseguido: mejorar los filtros para reducir la contaminación, retrasar las autorizaciones, paralizar la quema de residuos peligrosos, la imputación de alcaldes, concejales y directores de cementeras por prevaricación, aumentar la movilización y la sensibilización de los ciudadanos/as por su salud, etc.
La Coordinadora Estatal exigimos a las administraciones que no concedan mas permisos de incineración y que desarrollen alternativas para los residuos basadas en la Reducción, Reutilización y Reciclaje, que no conviertan a las cementeras en industrias incineradoras.
Hacemos un llamamiento a los ciudadanos/as a movilizarse en contra de estos proyectos que atentan contra nuestra salud y que castiguen el 20 de noviembre con su voto a los partidos que apoyen la incineración en las cementeras.
Montcada i Reixac a 8 de Octubre de 2011.

Participaron:

Carlos Arribas Ugarte: (Coordinador autonómico de Ecologistas en Acción del país Valenciano) Incineración de residuos en las cementeras, efectos en el medio ambiente.

Carmen Valls: (Doctora Científica Investigadora) Efectos de la incineración en la salud.

Albert Calduch i Estrem: (abogado de la plataforma anti-incineración de Montcada) Lucha jurídica en contra de las cementeras y los permisos ambientales.

Mariel Vilella de GAIA (Global Alliance for Incineration Alternatives) Problemas de la quema de residuos en cementeras a nivel mundial y el mercado de emisiones del CO2

Joan Salabert i Loscos:)(CEPA) residuo Zero.

Más información:
www.airelimpio.org – Coordinadora Estatal contra la Incineración de Residuos en Cementeras

Bierzo Aire Limpio recibe el recurso contra la incineración en Cosmos.

dl | ponferrada 08/10/2011

El colectivo Bierzo Aire Limpio, que se ha significado como plataforma de lucha contra la concesión de licencias para la incineración de residuos en la planta de la cementera Cosmos de Toral de los Vados, daba ayer a conocer que han recibido la notificación del recurso contra la denegación de autorización de las quemas. El grupo empresarial portugués Cimpor, actual dueño de la factoría cementera berciana Cosmos, ha decidido recurrir la postura de la Junta de Castilla y León, que le deniega la quema de residuos. Como se recordará esta medida se produjo después de numerosas movilizaciones sociales, con implicación directa de las asociaciones agrícolas y destacados empresarios y colectivos sindicales.

Encuentro de coordinadoras en Cataluña. Durante este fin de semana, Bierzo Aire Limpio estará presente en la localidad catalana de Montcada i Reixac para participar en el tercer encuentro de la coordinadora estatal contra la incineración de residuos en cementeras. Dicha coordinadora estatal nació en Ponferrada hace tres años. En este último encuentro participarán once entidades. Lo hacen, según Luis Canedo y José Luis Conejero desde el optimismo de haber frenado la quema en Cosmos.

http://www.bierzoairelimpio.org

Fuente: www.diariodeleon.es

Ecologistas afirma que la cementera de La Robla debe seguir los pasos de Cosmos.

“Si la Junta hubiera utilizado el mismo rasero en la estimación del grado de cumplimiento de la Autorización ambiental, también se hubiera denegado la autorización”.

Cementera de Cosmos, en Toral de los Vados - La Crónica de León.

Cementera de Cosmos, en Toral de los Vados - La Crónica de León.

Ecologistas en Acción de la provincia de León, que ha saludado con gran satisfacción la decisión de la Junta en el Bierzo y que mantiene ante el TSJ recurso contencioso- administrativo contra el proyecto de coincienarción en La Robla, considera que si se hubiera utilizado el mismo rasero en la estimación del grado de cumplimiento de la Autorización ambiental , también se hubiera denegado a Tudela Veguín la Autorización de inicio de actividad para las instalaciones de coincineración de residuos, al igual que se denegó a Cementos Cosmos.

A través de un comunicado, la asociación ha recordado que ambas cementeras fueron autorizadas a coincinerar residuos no peligrosos en cantidad similar (33.000t/año) y sus autorizaciones ambientales integradas fueron publicadas el mismo día, -en el BOCyL de 23 de junio de 2008- con las mismas medidas de control inicial, previas a la autorización de inicio de actividad.
Según señalan Tudela Veguín sólo ha informado sobre la valorización de NFU, y se le ha permitido de facto renunciar a la coincineración de (maderas no tratadas y glicerina) sin presentar informe de medición de la valorizacion estos residuos.

Por ello, Ecologistas recuerdan que a Tudela Veguín no sólo se le permitió iniciar la actividad de coincineración de residuos sin haber presentado en tiempo y forma la justificación de todos los condicionantes; sino que se le favoreció adicionalmente, aceptando las modificaciones de la autorización ambiental que propuso, permitiendo de esta manera la quema anual de hasta 33.000 toneladas de NFU en sus instalaciones (en vez de las 18.000 t/año inicialmente autorizadas) lo que supondrá un potencial aumento de emisiones de los contaminantes más peligrosos: dioxinas, furanos y metales pesados, no sólo en La Robla, sino en las poblaciones cercanas y en aquellas situadas en la dirección de los vientos dominantes, -caso del municipio de León-.

Por último señalan que la Junta de Castilla y León, no ha puesto ningún reparo en iniciar los trámites de la Evaluación de impacto ambiental, que podría servir a Tudela Veguín para incrementar la capacidad de coincineración hasta las 95.000 toneladas anuales de neumáticos y otros residuos.

Fuentes:

www.la-cronica.net

http://leonoticias.com

El Bierzo gana la batalla contra la incineradora de Toral de los Vados – Se manifestaron más de 8.000 personas.

El 6 de julio la Junta de Castilla y León ordenaba el fin de la quema de residuos en la planta de la incineradora de Toral de los Vados, en la provincia de León.

Gonzalo Soriano (Madrid)

Manifestación "Salvemos el Bierzo"

Foto: G. Ana

Más de tres años han pasado desde que se publicara la resolución judicial que concedía a la empresa Cementos Cosmos SA. la autorización a ser productor, gestor y coincinerador de residuos durante un período de ocho años. El 6 de julio, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ordenó el fin de la quema de residuos en las instalaciones que la empresa del grupo Cimpor posee en la localidad berciana de Toral de los Vados. Durante este tiempo, diversos sectores de la ciudadanía leonesa han mantenido una batalla legal contra la actividad de la planta.

Todo tipo de personas, desde particulares y ecologistas hasta empresarios o profesores de la Universidad de León, han volcado sus esfuerzos en impedir que la incineradora amenazara las condiciones de vida y los sectores agroalimentario y turístico de la comarca del Bierzo, que suponen dos de los ámbitos de mayor desarrollo en la región.

Acción ciudadana

Una de las primeras acciones que se llevaron a cabo contra la resolución, fue la imposición de un recurso contencioso administrativo por parte de varios colectivos de productores del Bierzo. El recurso se presentó en julio de 2008, cuando la incineradora aún se encontraba en período de pruebas, y fue impuesto, entre otros, por los consejos reguladores de la manzana reineta del Bierzo, de la pera conferencia y de la denominación de origen, los cuales se fundamentaron en que la concesión de la autorización ambiental se había hecho sin el estudio previo de impacto ambiental.

Los ecologistas también hicieron alusión a los residuos que la planta puede gestionar: papel, biomasa, cartón, plásticos, neumáticos, lodo de depuradoras y grasas animales, residuos que producen sustancias extremadamente tóxicas como dioxinas, furanos y partículas de metales pesados durante el proceso de incineración. Uno de los detractores de la incineradora, el científico natural de la localidad berciana de Bebimbre, afincado en Alemania, Ángel Alonso envió el pasado mes de mayo un artículo en el que apoyaba a las plataformas ciudadanas contra la incineradora. En él, advertía del carácter nocivo y cancerígeno de sustancias como las dioxinas, añadiendo además, que el riesgo de contaminación por este tipo de sustancias no sólo está presente la comarca, ya que existe el peligro de que estas sustancias pasen a la cadena alimenticia.

El recurso se presentó en julio de 2008, cuando la incineradora aún se encontraba en período de pruebas

Por su parte, plataformas ciudadanas como Salvemos el Bierzo, la cual tomó el testigo de Bierzo Aire Limpio, han llevado a cabo un papel de concienciación ante el problema de la incineradora, y organizó la manifestación que tuvo lugar en Ponferrada el pasado 14 de mayo.

En ella, más de 8.000 personas se congregaron para pedir a la Junta de Castilla y León que reaccionara ante el problema.

Tras el accidente sufrido en la planta a finales del mes de mayo, que dejó a dos operarios heridos con quemaduras graves tras una deflagración, y teniendo en cuenta el agotamiento del plazo para presentar la documentación pertinente, relativa a haber cumplido con la adaptación para incinerar, los técnicos de la Junta de Castilla y León, determinaron que la planta no era apta para realizar este tipo de actividades.

El consejero de Medio Ambiente de la Junta, Antonio Silván, alegó entonces que “el fundamento de esta resolución es técnico, como consecuencia del incumplimiento, por parte de la cementera, de aquellas condiciones y prescripciones que la orden del 2008 imponía a la empresa”. Asimismo, calificó los informes técnicos que han paralizado la incineradora como “aplastantes”, puesto que recogen que la empresa inclumplía, entre otros, los requisitos exigidos para la nave de almacenamiento de residuos, así como el informe de medición de plásticos y los valores límites de emisión.

La noticia del cese de la incineradora de residuos fue recibida con júbilo por los bercianos el 6 de julio.

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, Alfonso Arias, celebró lo que consideraba “un triunfo de la ciudadanía”. Por otra parte, el portavoz de Bierzo Aire limpio, Luis Fernández, celebró que “la Junta haya enmendado a tiempo el error” y elogió a la ciudadanía al atribuir el éxito “a la aportación de infinitos granitos de arena”.

RESPUESTA SOCIAL

La empresa propietaria de la planta incineradora, que dispone de un plazo de hasta dos meses para presentar un recurso de reposición o un contencioso administrativo, no se ha pronunciado aún sobre si recurrirá. Lo que sí está claro es que la lucha legal en el caso de la incineradora de Toral de los Vados ha servido como ejemplo para otras iniciativas ciudadanas, como en el caso de la incineradora de Ampudia, en Palencia.

Fuente: www.diagonalperiodico.net

Nueva Sentencia – La policía precinta por duodécima vez una cementera de Redondela (Galicia).

Los cierres de la fábrica siempre acaban rotos, pese a que la Xunta anuló la licencia y el TSXG ordenó parar su actividad.

 

 

José Manuel Crespo lleva veintiún años luchando contra una cementera que construyeron al lado de su casa. Los tribunales dieron la razón a este vecino de Redondela, que se queja del ruido y el polvo que provoca la empresa, pero ha visto cómo se incumplen reiteradamente las órdenes de cierre. Ayer fue testigo del duodécimo precintado que practicaron la Policía Local y técnicos municipales. Las instalaciones de la fábrica de hormigón, situada en la parroquia de Vilar de Infesta, cerca del aeropuerto de Peinador, están clausuradas por sentencia judicial y la licencia de actividad fue anulada.

Según el denunciante, José Manuel Crespo, un día antes del nuevo precinto la fábrica estaba funcionado parcialmente. «Aunque tenía las puertas cerradas las abría para que entrasen los camiones proveedores, que hicieron mucho ruido a lo largo de todo el día. El estruendo de los vehículos descargando cemento podía alcanzar los 90 decibelios», aseguró.

Ayer la policía precintó un silo de cemento, un pequeño almacén y una cinta transportadora. «Seguramente dentro de unos días aparezcan rotos los precintos como ha ocurrido las veces anteriores», indicaron fuentes policiales. Las denuncias contra la cementera parten de Crespo, que construyó su casa en la zona en 1979. Diez años después en la finca colindante levantaron la fábrica de hormigón que entonces se llamaba Hormigones Vigo y hoy pertenece al grupo JCA.

En los dos últimos años la fábrica ha registrado un gran movimiento diario de camiones puesto que suministra hormigón para las obras del AVE gallego. El trasiego suele provocar una enorme polvareda de cemento que afecta al colegio de Porto Cabeiro, situado a apenas 200 metros de la fábrica. Durante el curso tenían las ventanas cerradas por las mañanas para evitar problemas respiratorios entre alumnos y profesores.

La empresa, que no ha querido dar su versión de los hechos, ha recurrido ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia la sentencia que le obliga a mantener la actividad paralizada. El afectado lleva ya una veintena de denuncias.

Fuente: www.lavozdegalicia.es

Una incineradora para matar el Bierzo

Manifestación en El BierzoEl Bierzo, su paisaje y sus viñedos se hallan amenazados por una planta incineradora de residuos que podría destruir con su contaminación una región emblemática del vino español, y también su reputada producción de manzanas y peras. La Administración castellano-leonesa ha demostrado una perfecta falta de sensibilidad manteniendo contra las protestas de la comarca un proyecto tan destructivo como aquella autopista que iba a destruir los viñedos de la Ribera del Duero… o más.

En el Boletín Oficial de la región de 23 de junio de 2008, se publicó la Resolución de la Dirección General de Prevención Ambiental y Ordenación del Territorio por la que se hacía pública la Autorización Ambiental a Cementos Cosmos S.A., y se publicaba también la Orden de 28 de mayo de 2008 de la Consejería de Medio Ambiente por la que se concedía Autorización Ambiental a la empresa Cementos Cosmos. Esta Autorización Ambiental (según se recoge en la propia Orden) lleva consigo que a dicha empresa se le autoriza a ser productor, gestor y coincinerador de residuos. La Autorización es por espacio de ochos años. Los residuos que puede gestionar (cobrar por quemarlos que es donde está el verdadero negocio) son los siguientes: papel, biomasa, cartón, plásticos, neumáticos, lodos de depuradoras, harinas, grasas animales (sin especificar).

Contra esta Resolución y Orden de la Consejería, por los Consejos Reguladores de la Manzana Reineta del Bierzo, de la Pera Conferencia y de la DO Bierzo, se interpuso, el 30 de julio de 2008, un Recurso Contencioso Administrativo que se sigue en el TSJ de Castilla y León como Procedimiento Ordinario número 2169/08, encontrándose en estos momentos en período de prueba. Se han opuesto a la admisión del recurso Cementos Cosmos, el abogado del Estado por parte de la Confederación Hidrográfica y los servicios jurídicos de la Junta de Castilla y León.

Uno de los bodegueros afectados resalta. “Conviene que se sepa que el abogado del Estado planteó una cuestión previa alegando que no estábamos legitimados para formular el recurso, cuestión que la Sala le desestimó y fue condenado en costas. Y, también es conveniente que se sepa que Cementos Cosmos no desea que se practiquen pruebas como las que hemos solicitado, consistentes en que especialistas médicos emitan un informe sobre la influencia que la incineración tiene sobre la salud, por eso se han opuesto a dichas pruebas y la Sala de lo Contencioso, también les ha condenado, como antes, a la Confederación Hidrográfica, a pagar las costas del incidente de oposición”.

La fundamentación del recurso está basada en que se ha concedido la Autorización Ambiental sin el Estudio Previo de Impacto Ambiental y en un claro perjuicio para la salud, que los recurrentes expresan así: “La incineración de subproductos animales, harinas, grasas, cubiertas, plásticos… sea cual sea su procedencia, conlleva un riesgo difícil de evaluar en su salida a la atmósfera. Lo que no ofrece duda alguna es que un deficiente almacenado y la coincineración de todos estos residuos peligrosos provoca mayor toxicidad por las profundas transformaciones fisicoquímicas experimentadas como consecuencia de las elevadas temperaturas de combustión. Existen otras alternativas para estos tipos de residuos, distintas de las planteadas con la incineración. En la autorización ambiental, se deja a la voluntad del promotor su cumplimiento, con un compromiso genérico de acatar la legalidad, cuando en un proyecto como éste, de consecuencias tan sumamente grave y delicado de solucionar con intervención de metales pesados, dioxionas y furanos, debido a su carácter persistente y bioacumulativo, se necesitarían, otras obligaciones y controles de vigilancia, debiendo de exigirle al promotor, entre otros estudios complementarios y comparativos. Las tres mediciones que efectúa la promotora del proyecto (que son los que tiene en la actualidad, no plantea otros nuevos) están obsoletos y no sirven para la medición de nuevos gases, partículas de metales pesados, furanos y dioxinas”.

Continúan los recurrentes: “El Convenio Internacional de Estocolmo, suscrito por España, clasifica la incineración y coincineración de residuos, en el caso de cementeras, como las primeras fuentes de emisión de sustancias. Estos compuestos se acumulan y dañan órganos vitales, por ser potentes cancerígenos. Según el proyecto, la empresa solicitante no habla de las dioxinas, como si pasase de ellas, si se miden de un modo puntual (según el proyecto cuatro veces al año) y en el laboratorio, no servirá de nada, puesto que no responden a la realidad cotidiana, y seguro se emitirán cantidades incontroladas. Los hornos cementeros son los menos adecuados para la incineración de residuos. La complejidad de la generación de dioxinas, furanos y otros, hace imposible un control real. Hay que tener en cuenta, que los metales pesados se estabilizan en el cemento, al igual que las dioxinas, sin perder para nada su toxicidad, existiendo un claro riesgo en el manejo para los operarios, y los metales más volátiles se liberan a la atmósfera, como plomo, talio y mercurio”.

Todo lo dicho se hubiese evitado, argumentan los recurrentes, si la Junta de Castilla y León hubiese cumplido lo exigido por la Legislación en la materia, la exigencia del estudio de impacto ambiental. Que no se exigió, pues la propia Junta conocía el resultado, en el Bierzo ya había excesiva contaminación y ese estudio así lo iba a demostrar. Tenemos noticias de que otros colectivos y particulares también han interpuesto contenciosos, pero desconocemos en que estado se encuentran.

Ante el inminente inicio de la actividad de incineración en Cementos Cosmos, nos reunimos un grupo de personas del Bierzo, de distintos ámbitos, profesionales, empresarios, ecologistas, particulares, formando una Plataforma que se denomina Salvemos El Bierzo, que tiene como única meta lucha por la defensa del Bierzo y contra su contaminación. Después de no pocos esfuerzos se ha organizado una manifestación que se llevó a cabo en Ponferrada el día 14 de mayo, a la que asistieron más de 8.000 personas, a pesar del momento electoral que se vivía. También se organizaron siete maratones para salvar el Bierzo.

Además de estos dos grandes eventos, se han dirigido escritos al presidente de la Junta de Castilla y León, subdelegado de la Junta en León, Consejera de Medio Ambiente, Procurador del Común, y a la Delegación de la Consejería de Medio Ambiente en León para que se proceda a revisar de oficio esa autorización, sin que hasta la fecha se haya tenido contestación por su parte. A la vista de este silencio por parte de la Administración, también se ha presentado un escrito ante la propia Junta de Castilla y León, para que nos informe de si la empresa Cementos Cosmos ha cumplido con todos los requisitos que se le exigía en la propia Resolución, de la que tampoco se ha tenido respuesta. La empresa y algún medio de comunicación afín han tratado de boicotear la manifestación y la protesta ciudadana, diciendo que “habían renunciado a incinerar ciertos residuos”, lo cual es falso: no existe tal renuncia. De hecho existen fotografías que demuestran como en la cementera ya hay neumáticos para incinerar.

Se ha presentado una denuncia el 20 de mayo de 2011 ante el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de León, quien ha abierto unas diligencias informativas y ha remito el expediente a la Fiscalía de Area de Ponferrada para su investigación y por si los hechos pudieran ser constitutivos de los delitos que en la misma se mencionaban.

A principios de junio, un grupo de profesores de la Universidad de León se han ofrecido a dar unas charlas-coloquio sobre la repercusión que la incineración tiene en la salud y en el Bierzo. Además, teniendo en cuenta que el 26 de mayo, dos trabajadores de la empresa sufrieron quemaduras graves, por una deflagración, cuando estaban realizando las pruebas de incineración en el intercambiador (donde se van a quemar los residuos) se está estudiando ampliar la denuncia ante la Fiscalía para que investigue si se pudieron haber cometido dos delitos, uno de lesiones graves por imprudencia y otro contra el derecho de los trabajadores. No se descartan otras movilizaciones y eventos contra la incineración.

En el plano administrativo, en estos momentos a la empresa Cementos Cosmos el 28 de mayo se le ha agotado el plazo que tenía para presentar toda la documentación relativa a haber cumplido con la adaptación de la cementara para incinerar y a haber realizado las mediciones y obras para almacenar residuos. Ahora está en manos de los técnicos de la Junta de Castilla y León el determinar si la empresa ha cumplido todos los requisitos exigidos en la Resolución y de no ser así tiene que denegarle el inicio de actividad de incineración.

Concluyen los recurrentes: “Por eso, desde la plataforma Salvemos El Bierzo exigimos a los técnicos que tengan el mayor celo y diligencia posibles en su cometido y que no se dejen llevar por lo que diga la cementera, que sólo busca su propio beneficio sin importarle para nada la salud de todos los habitantes del Bierzo. Ahora es cuando se puede corregir por parte de la Consejería de Medio Ambiente la permisividad que tuvo al conceder la Autorización, denegandole a la cementera el inicio de actividad de incineración”.

Fuente: http://elmundovino.elmundo.es