Qué es la Red Natura 2000

La  Directiva 92/43/CEE del Consejo de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres se adoptó con la finalidad de contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres en el territorio europeo. Las medidas que se adopten en virtud de la Directiva tendrán como finalidad el mantenimiento o el restablecimiento de un estado de conservación favorable de los hábitats naturales y de la flora y fauna de interés comunitario.

El instrumento principal del que se dota esta Directiva para el cumplimiento del objetivo señalado anteriormente es la creación de una Red Ecológica a nivel europeo de zonas de especial conservación, denominada “Natura 2000”.

Esta Red está compuesta por los lugares que albergan los tipos de hábitats naturales que se relacionan en el listado del Anexo I de la propia Directiva, y las especies de flora y fauna del Anexo II.

Finalmente en esta Red Natura 2000 también se integran las zonas de especial protección para las aves que fueron objeto de una Directiva anterior, la  Directiva 79/409/CEE

Fuente: www.ingurumena.ejgv.euskadi.net

Nuestras zonas protegidas

En estos enlaces se pueden ver las zonas afectadas, según el proyecto de la cementera de Albentosa. Algunos tardan un poco en abrirse porque son muy grandes:

Guía metodológica sobre las disposiciones de los apartados 3 y 4 del artículo 6 de la directiva sobre hábitats 92/43/CEE

Este documento ofrece una ayuda metodológica orientativa para realizar o revisar las evaluaciones que exigen los apartados 3 y 4 del artículo 6 de la directiva sobre hábitats.

Estas evaluaciones, a las que, en esta obra, se alude como las evaluaciones del artículo 6, deben realizarse si se considera que un proyecto o plan puede tener efectos significativos en un lugar Natura 20002.

Para elaborar esta guía, se ha tomado como base la investigación encargada por la Dirección General de Medio Ambiente (DG de Medio Ambiente) de la Comisión Europea.

Dicha investigación se sirvió de una revisión de las guías y bibliografía disponible en la UE y el resto del mundo y de la experiencia acumulada en los estudios de casos en los que se han realizado evaluaciones similares a las que exigía la directiva.

La guía está principalmente destinada a los promotores, consultores, gestores de lugares, profesionales, autoridades competentes y agencias nacionales de los Estados miembros de la UE y de los países candidatos. También podrá resultar útil para otros organismos relacionados con la gestión de lugares Natura 2000.

Ver el documento en formato pdf:

Guía metodológica sobre las disposiciones de los apartados 3 y 4 del artículo 6 de la directiva sobre hábitats 92/43/CEE

Disposiciones del artículo 6 de la Directiva 92/43/CEE sobre hàbitats

El presente documento tiene por objeto proporcionar a los Estados miembros una serie de orientaciones sobre la interpretación de algunos conceptos básicos que se emplean en el artículo 6 de la Directiva sobre hábitats.

Se dirige, fundamentalmente, a las autoridades de los Estados miembros y no a organismos o ciudadanos particulares.

Confiamos, sin embargo, en que sirva para aclarar a las distintas entidades y agrupaciones interesadas los aspectos prácticos de la Directiva sobre hábitats, sobre todo si los Estados miembros completan esta guía con recomendaciones más pormenorizadas.

El documento ha sido elaborado por los servicios de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea tras una serie de reuniones informales mantenidas sobre esta cuestión con las autoridades nacionales responsables de la protección de la naturaleza. Por consiguiente, el documento no refleja más que la opinión de los servicios de la Comisión y no es vinculante.

Hay que señalar que, en última instancia, el Tribunal de Justicia europeo es el que debe interpretar las directivas.

Disposiciones del artículo 6 de la Directiva 92/43/CEE sobre hábitats (731 kb)

Procedimiento de Selección de Lugares Natura 2000

La creación de la Red Natura 2000 es una empresa de gran alcance que requiere, por una parte, la participación de los 15 Estados miembros de la UE y, por otra, una selección estricta de lugares a escala comunitaria.

Para llevar a cabo esta operación, la Comisión Europea establece tres fases:

  • Fase Previa: Preparación de las listas nacionales – Cada Estado miembro debe realizar una evaluación científica precisa de todos los hábitats y especies de interés comunitario. Sobre esa base se localizan los lugares importantes y se proponen en una Lista Nacional que se presenta a la Comisión europea. Los lugares se someten a una evaluación previa en base a su representatividad, calidad ecológica, rareza, superficie, etc.
  • Fase de Concertación: Determinación de los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) – En esta fase se determinan los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) que integrarán la Red Natura 2000. Todos los lugares propuestos en las Listas Nacionales se evalúan conforme a su valor relativo bajo criterios comunes.
  • Fase Final: Designación de las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) – Cuando se selecciona un LIC, los Estados miembros tienen la obligación de designarlo como Zona Especial de Conservación (ZEC) en el plazo de seis años, a la vez que se establecen las medidas necesarias para proteger y gestionar dichos lugares.

Por su parte, la Directiva de Aves dispone también la designación de lugares para conservar las especies de aves más amenazadas y de las especies migradoras. La protección se extiende no sólo a dichas especies, sus huevos y sus nidos, sino también a los hábitats que ocupan, concediendo especial importancia a la protección de los humedales.

Los Estados Miembros designan las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) en una sola etapa y éstas se integran directamente a la Red Natura 2000.

Fuente: http://www.ingurumena.ejgv.euskadi.net

Medidas de Protección en la Red Natura 2000

La declaración de Lugares de Interés Comunitario por parte de la Comisión Europea conlleva el compromiso de adoptar las medidas de conservación necesarias para proteger aquellos hábitats o especies de interés comunitario incluidos en dichos espacios.

Según el Artículo 6 de la Directiva, dichas medidas de conservación implicarán “adecuados planes de gestión, específicos a los lugares o integrados en otros planes de desarrollo, y las apropiadas medidas reglamentarias, administrativas o contractuales” que respondan a las exigencias ecológicas de los tipos de hábitats naturales y de las especies que se intentan proteger.

Tanto la declaración de Zonas Especiales de Conservación (ZEC) como el establecer las medidas de conservación en esos espacios correrá a cargo de las Comunidades Autónomas.

¿Los ZEC serán Reservas Integrales?

No, la Red Natura 2000 contribuye al objetivo general de desarrollo sostenible e intenta favorecer el mantenimiento de la biodiversidad a la vez que tiene presentes las exigencias científicas, económicas, sociales y culturales de los lugares asignados.

Por tanto, la protección de hábitats y especies, en ocasiones, puede requerir la continuación o incluso el fomento de las actividades humanas tradicionales.

¿Qué obligaciones de gestión poseen los ZEC?

Todas las actividades que se ejerzan en un lugar declarado ZEC deben ser evaluadas para evitar cualquier deterioro de los hábitats o amenaza para las especies que hayan motivado su designación.

Los Planes de Gestión parecen el medio más seguro para cumplir esta obligación, ya que permiten determinar los objetivos, prever y solucionar las dificultades con los propietarios y usuarios del lugar, definir los medios de actuación y planificar a largo plazo su conservación.

¿Podrán autorizarse nuevos proyectos si afectan a las ZEC?

De acuerdo con el Artículo 6: “cualquier Plan o Proyecto que pueda afectar a un lugar Natura 2000 de forma apreciable debe tener en cuenta el valor actual que motivó la integración del lugar en la Red. Así pues, es necesario realizar una evaluación adecuada de las repercusiones del proyecto sobre los objetivos de conservación del lugar”.

Por tanto, nada se opone a una actividad de cuya evaluación no resulte perjuicio alguno para el lugar. En caso contrario y a falta de soluciones alternativas, el proyecto sólo podrá llevarse a cabo si se declara de Interés Público de primer orden, adoptando todas las medidas compensatorias necesarias e informando a la Comisión Europea.

En caso de que el lugar albergue hábitats o especies prioritarios, la autorización sólo se hará por motivos de interés público relacionados con la salud, la seguridad pública o el medio ambiente.

Fuente: http://www.ingurumena.ejgv.euskadi.net


Hábitats y especies de Interés Comunitario

La finalidad de la Red Natura 2000, de acuerdo con la Directiva Hábitats, es asegurar el mantenimiento o, en su caso, el restablecimiento, en un estado de conservación favorable, de diversos tipos de hábitats naturales así como de los hábitats de distribución natural para algunas especies de interés.

HABITATS DE INTERES COMUNITARIO

Los hábitats de Interés Comunitario son tipos de hábitats cuya distribución natural es muy reducida o ha disminuido considerablemente en el territorio comunitario (turberas, brezales, dunas, etc.) así como los medios naturales destacados y representativos de una de las seis regiones biogeográficas de la Unión Europea. En total, casi 200 tipos de hábitats se consideran de Interés Comunitario, conforme al Anexo I de la Directiva.

ESPECIES DE INTERES COMUNITARIO

Entre las especies de interés comunitario figuran las que están o pueden estar amenazadas y algunas especies endémicas. La Directiva recoge cerca de 200 especies animales y más de 500 especies vegetales cuyos hábitats deben protegerse.

HABITATS Y ESPECIES PRIORITARIOS
Sobre la UE recae la responsabilidad especial de asegurar la conservación de hábitats naturales en vías de desaparición (praderas de posidonia, lagunas, bosques aluviales, etc.) y de especies en vías de extinción (glotón, foca monje, etc.) que deben ser objeto de medidas de protección urgentes, al considerarse prioritarios.

LA PROTECCION SEGÚN LA DIRECTIVA DE AVES

La Directiva de Aves, adoptada en 1979, tiene por objeto proteger y gestionar todas las especies de aves que viven en estado silvestre en el territorio comunitario, así como sus hábitats. En especial se centra en las aves migratorias, siendo 181 las especies y subespecies que se consideran amenazadas debido a su escasa población o reducida distribución, y para las cuales han de aplicarse medidas de conservación específicas.

Más información en:

Red Natura 2000 – Comisión europea (es en Inglés).

Red Natura 2000 –  Ministerio de Medio Ambiente.

Red Natura 2000 – Fundación Biodiversidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s