No a la incineración en Cementos Portland de Olazti.

PORTLAND-Valderribas, empresa perteneciente a la multinacional de las basuras FCC, podría obtener en breve del Gobierno de Navarra autorización que le permita iniciar una nueva actividad como incineradora de residuos en su planta de Olazti. Esta autorización contempla la quema de biomasa, pero también neumáticos, lodos de depuradora, restos de vehículos, harinas animales, plásticos, pinturas, barnices, basuras, etcétera.

La incineración en cementeras es una actividad muy peligrosa ya que son instalaciones que no están diseñadas para esta actividad. Las peculiaridades del horno cementero hacen que, al introducir residuos para quemar, el sistema ideado para la fabricación de cemento se vuelva inestable y las emisiones sean muy difíciles de controlar durante la combustión.

La incineración de residuos en la cementera de Olazti tendría consecuencias graves para el medio ambiente, la salud de los trabajadores y para la población de Sakana, por la situación de la fábrica concebida para producir cemento y ubicada cerca de la materia prima que arranca de las canteras situadas a cada lado de la planta. Además, en momentos de inversión térmica, la configuración orográfica del valle hace que la contaminación atmosférica permanezca, haciendo más difícil su dispersión.

Incinerar residuos en hornos de cementeras no es una operación “segura, limpia y eficiente” como asegura UGT de la planta de Olazti. Esas combustiones liberan al medio ambiente contaminantes sumamente tóxicos como son, entre otros, las dioxinas y furanos, sustancias muy peligrosas y cancerígenas. Las cementeras no han demostrado que quemando basuras reduzcan sus emisiones; por el contrario, esa práctica aumenta el riesgo de liberar a la atmósfera las referidas sustancias altamente tóxicas.

La nueva y peligrosa actividad ubicada muy cerca de los núcleos urbanos de Olazti y Altsasu, de dos Parques Naturales Urbasa-Andía y Aralar, y sobre todo de la fuente donde bebe toda Sakana, el pantano de Urdalur, situado a 5 kilómetros, comprometería irresponsablemente la comarca, por lo que de ninguna manera sería prudente su puesta en marcha. Tampoco la situación en el fondo del valle, en una atmósfera con mucha contaminación de partida la hace aconsejable, si es que se pudiera aconsejar esa actividad nociva para el medio ambiente y la salud.

Por otra parte, abrir las puertas de los hornos de la cementera para quemar ahora residuos supondría incumplir los principios de la directiva europea, de reducción, recuperación y reciclaje, que como no puede de otra forma, deberá ajustarse a la legislación vigente, tanto europea, como estatal y la de nuestra comunidad.

Por todo ello, consideramos necesario que no se otorgue a la cementera que Portland-Valderrivas tiene en Olazti ninguna nueva autorización al margen de la que actualmente posee, que le permita la incorporación de la actividad incineradora de residuos.

Fuente: www.noticiasdenavarra.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s