Denuncian ante el TSJ el aumento de incineración concedido a Tudela Veguín en La Robla (León).

La Robla podría quemar 33.000 toneladas de ruedas al año, según los ecologistas

Ecologistas en Acción ha denunciado ante el TSJ el inicio de actividad concedida a la cementera Tudela Veguín por la Junta de Castilla y León, con lo que se ha modificado la autorización ambiental permitiendo a la cementera de La Robla incrementar la capacidad de incineración y con ello elevar la contaminación atmosférica.

Cementera de Tudela Veguín en La Robla (León).

Imagen de archivo de las instalaciones de la empresa Tudela Veguín en La Robla. Norberto

Este grupo ecologista explica, a través de una nota de prensa, que con la Orden de 30 de mayo, publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) el 7 de octubre de 2010, la Junta modificó de oficio la autorización ambiental que fue recurrida por Ecologistas en Acción en 2008, por cuanto permite la combustión indiferente de 33.000 toneladas al año de cualquiera de los residuos autorizados. Esto significa que Tudela Veguín podrá, a partir de ahora, quemar hasta 33.000 toneladas al año de neumáticos fuera de uso (NFU) por encima del límite de 18.000 toneladas anuales impuestas inicialmente.

Igualmente, la administración autonómica autoriza la quema de un nuevo residuo como son los tejidos del tratamiento de NFU, permitiendo la instalación y puesta en marcha de un nuevo alimentador de residuos, además de que eleva el valor límite de emisión de carbono orgánico total (COT) de diez a 100 miligramos por metro cúbico, multiplicando por diez las emisiones de este contaminante.

Estos cambios son, a juicio de los ecologistas, «sustanciales» y se han introducido «sin seguir el procedimiento legalmente establecido», por lo que, en función de los artículos 34 y siguientes de la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, se pidió al TSJ la ampliación del recurso contencioso contra la autorización de la incineración de neumáticos y otros residuos en la cementera de Tudela Veguín.

Los ecologistas llevan años denunciando la, a su juicio, elevada contaminación generada por la cementera roblana, por lo que a parte de solicitar formalmente a la Junta de Castilla y León la apertura de un expediente sancionador, llegó a pedir la paralización cautelar de la quema de neumáticos hasta la resolución del contencioso administrativo iniciado, medida que hasta el momento no ha sido planteada por la administración autonómica, que aprobó farorablemente el estudio de impacto ambiental para el ejercicio de dicha actividad.

Fuente: diariodeleon.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s